Callate y segui en lo tuyo

La esencia del buen hueso está en su capacidad de no hablar de más. Tantas veces vemos como se derrochan los “te quiero” o los “te vos extrañar”… no hace falta… nos indigna aún más ver como hablan de más.
Hace dos meses que lo estás viendo y un día viene con una cartita y un oso de peluche y te dice: “no existen palabras para describir cuánto te quiero. Sos única y lo más lindo que tengo, lo sos todo para mí, cada segundo que no estoy a tu lado siento un vacio enorme. Ni siquiera infinitos 'te quiero' seguidos de infinitos 'mucho' o 'muchisimo' o 'como a nadie' pueden describir cuanto amor siento por vos”. Si una es diabética cagó fuego, y con la mejor cara de póker y conteniéndose de gritarle “boludo” le dice: “ay, gracias, que tierno”. Nunca en su vida usó la segunda persona del singular, “tú”, pero para el poema que escribió con tanto amor si, y una por dentro piensa “que boluuudoooo”. Por cosas así, es que una se va a la esquina a ver si llueve y no vuelve más.

Sépanlo: nunca pasó que alguna se quedara embobada tirada en la cama escribiendo el nombre de “su amado” dibujándole al lado corazoncitos, así que no actúen como si tuvieran esa clase de novia al lado.

Y no es necesario que terminen cada frase con un “te quiero mucho gorda”, cansadas estamos de decirlo: las palabras nos entran por una oreja y nos salen por la otra, queremos hechos, acciones, pruebas, regalos, anillos, ropa, entradas para el teatro; con una bolsa de “te quiero” no me compro nada en Paula Cahen D’anvers.

La clave está en no hablar de más, basta de agregarle “mucho” a toda frase que se les cruza por la mente, no existe amar mucho, uno ama o no ama, no hay una balanza que me diga si es mucho o poco amor. Una no va al almacén y pide un ¼ kilo de te amo, así que no hablen de más.

Sepan medir sus palabras y ubicarse en tiempo y espacio, Romeo nunca le dijo a Julieta “gordi te amo hasta el cielo ida y vuelta”, simplemente se suicidó (este blog no promueve el suicidio en masa). Di Caprio no le dijo a Kate Winslet que la amaba, le cedió la maderita para que no se congelara… ¿entienden?

Ha dicho. Regina Falange

10 comentarios:

Buen Hueso dijo...

jodida la frase "que tierno".
Si te dicen eso, estas al horno. Por dentro piensa "es un grasa"

Lo de Kate y Leo superó mis expectativas.

Buen Hueso dijo...

Leo sí que era un enamorado. SUICIDO EN MASA, loco..!


Maru B.

Mer dijo...

Lo de "le cedió la maderita" es simplemente GENIAL

Minujin, Marta dijo...

hueso que habla de más, al pedo...(valga la redundancia) famoso por su forma de mirar a lo Nicolas Cage en "un ángel enamorado", y de caminar al estilo "soy banana y me la banco".
"yo te quiero, pero no te enamores..." uuuhhhhhhh... lo escribo y es como escuchar de vuelta su voz de estilo reggae permanente...
uuuhhhh... patada en los huevos, como diría mi excelentísima amiga...
"flaco, NO me voy a enamorar de vooosss" Para mi vida no busco un zapatero devenido a hippie nene de mamá!!
ay... gracias... al fin me libero de los fantasmas huesísticos, y puedo gritar libremente.
siguen los recuerdos de la juventud... hasta que siga siendo mejor que hablar del momento presente.

Anónimo dijo...

jaja muy buenoo!! leo se suicido y cedio la maderita! jajaja
es verdad.. basta d hablar d mas!! jajaj

Anónimo dijo...

Buenisimo el ultimo parrafo jajajajaja.

Anónimo dijo...

noo, GENIALES los ejemplos jajajajaj

Anónimo dijo...

por favor... el mejor nick, REGINA FALANGE!! cuantos recuerdos

ehmm... igual re egoista estuvo kate, o sea compartile la mitad del pedazo de mueble, no ves que se te congea el pibe...

Anónimo dijo...

jaja... me encanta.

Anónimo dijo...

jajaja con una bolsa de “te quiero” no me compro nada en Paula Cahen D’anvers.

son tan geniales.... y las siento tan cerca, como si las conociera de toda la vida... o como si fuera una conversacion mia con mis amigas

Publicar un comentario

Gracias por participar y por favor, sean respetuosos. ¡A Huesear se ha dicho! El equipo de MBH.


MBH 2013.Copyright. Diseñado por MBH. Original de Design Disease. Soportado por Blogger.

Todos los derechos del presente sitio están reservados y corresponden a sus autores. Solo ellos tienen derecho al uso y distribución de su contenido, que se encuentra protegido por la legislación nacional e internacional vigente sobre propiedad intelectual